top of page
  • Gabriel Medina

LAS PyMEs y el SAT en 2024



Nuestra relación con la autoridad fiscal está formada por un triángulo que lo componen el SAT, nuestro contador y la empresa de la cual somos fiscalmente responsables.

En esta relación el papel del SAT es el de un socio que no aporta recursos financieros, pero exige que nosotros lo hagamos de manera puntual.

El papel del contador, ser un representante de la autoridad fiscal al cual le pagamos sueldo u honorarios para que nos haga cumplir lo que el SAT demanda.

Y, por último, nuestro papel como empresarios el cual consiste en ver que nuestra representada obtenga los recursos ($) para pagarles a los otros dos, parece broma, pero es así.


EL SAT Y LA RECAUDACIÓN ELECTRÓNICA 2024

Con toda certeza puedo comentar la única dependencia gubernamental que lleva a cabo planes transexenales, es el SAT; sistemáticamente viene avanzando y rompe los obstáculos que pudieran frenarlo para obtener más recursos.

Poco a poco ha implantado la Contabilidad Electrónica, elemento que le permite tener una imagen clara de nuestros ingresos y egresos. El concepto forma parte de un proceso de modernización en los métodos de recaudación que se ha venido manejando desde el año 2002.

El principal problema que enfrentaba en esos momentos era que los datos que tenía respecto a los impuestos a recaudar eran diferentes a los que el contador de las empresas calculaba y a los que el empresario pagaba.

Hoy 22 años después, estamos en una etapa en la cual el SAT cuenta con

nuestros datos contables y puede calcular de manera estimada los

impuestos que debemos declarar, enviar avisos al buzón tributario con el

monto a presentar y si no lo hacemos, no es descartable que nos pueda

suspender la emisión de CFDI.

Estemos atentos, conozcamos como nos fiscalizará y revisemos si la información que le estamos enviando es correcta, porque este año, empezaremos a ver como la Inteligencia Artificial (IA) inicia la búsqueda de discrepancias en nuestra vida fiscal.

Estemos consientes que el SAT cuenta con todos nuestros datos, tiene las primeras cosas que revise; cuidemos que las claves de concepto que utilicemos para facturar correspondan a nuestra actividad.

De la misma manera, verifiquemos que las facturas que recibamos contemplen conceptos que correspondan a nuestra actividad, de lo contrario, serán marcadas como no deducibles.

La diferencia entre lo ingresado y lo egresado podrá ser identificado sin problema alguno, si emitimos timbres por $100 y recibimos timbres por $150, la IA podrá reportar de inmediato una discrepancia fiscal.

Cualquier omisión en el envío de información electrónica al SAT podrá ser multada; si no enviamos el Catálogo Contable, los Estados Financieros, DIOT, etc., la IA lo podrá identificar sin problema alguno; tengamos presentes que los importes a pagar por multas no son poca cosa.

Si no pagas, si no entregas información, si no cumples, te suspendo los sellos, es la amenaza latente con la que vivimos y aunque todos argumentemos “como quiere que le pague si no puedo operar sin facturar”, el SAT no es sensible a esta realidad.

También la IA estará vigilando la información de los socios de la empresa, si uno de ellos está omiso de sus obligaciones en otra razón social, el SAT bloqueará las operaciones de todas las empresas en las que participe, sin importar que estén al corriente de sus tributaciones.


EL CONTADOR ANTE LA RECAUDACIÓN ELECTRÓNICA

El cambio en la manera de actuar de nuestro contador ante esta realidad basada en un mundo electrónico debe ser radical, pasar de un elemento revisor de datos ya ejecutados, a un asesor que prevé el impacto que tendrán nuestras finanzas fiscalmente.

Anticiparse a las acciones que el SAT tomará basado en la información que le enviamos todos los días, y de manera pro activa, sugerir aquellas que minimicen el pago de impuestos; hacer compras inteligentes, el pago oportuno de facturas a proveedores, la adquisición o venta de activos, etc.,

son algunas de las sugerencias que debe exponer antes del cierre fiscal

mensual.

La determinación de impuestos deberá ser acorde con la información que

la autoridad fiscal tenga, por tanto, no podrá tener bases diferentes, sus

métodos de trabajo ya no pueden ser basados en capturas de datos de

meses ya transcurridos, debe tener al día el actuar fiscal de la empresa y

con base en ello, trabajar a favor de ella.


EL EMPRESARIO ANTE LA RECAUDACIÓN ELECTRÓNICA

Como ya lo vimos, nuestro papel en esta relación es el de generar recursos para pagarle al SAT los impuestos que impone y que con gran exactitud y esmero calcula nuestro contador.

Pero no podemos seguir en desventaja tecnológica con el SAT, si bien no tenemos los recursos ilimitados con los que cuenta la autoridad, si debemos contratar sistemas que integren en la operación de la empresa con la contabilidad electrónica, que contemplen todos los requerimientos tales como catálogo contable electrónico, estados financieros, etc., que sean sistemas integrados, no paquetes con módulos independientes a la contabilidad que puedan presentar diferencias entre sí y tener una realidad

fiscal diferente a la del SAT.

Konexus ERP es un buen ejemplo de estas aplicaciones, reúne en su funcionalidad las necesidades del empresario, el contador y las exigencias de la autoridad fiscal.

Cambiemos el lugar del empresario en este triangulo dejando al SAT al final, quedando nosotros en la posición de control que debemos tener y basados en información oportuna y al detalle que proporcione nuestro sistema, determinar con el contador que debemos hacer mes con mes respecto al pago de impuestos.

El SAT continuará buscando la manera de recaudar impuestos pronta y eficazmente, en breve llegará a enviarnos un estado de cuenta mensual con fecha de pago y nos sancionará si no cumplimos su exigencia, preparemos nuestra empresa para minimizar este impacto.


Hasta la próxima.

EL BUEN ADMINISTRADOR KONEXUS

27 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page